El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

El síndrome de Keppel Trenaunay Weber y las células madre

El síndrome de Keppel Trenaunay Weber es una enfermedad herditaria poco frecuente que afecta a los vasos sanguíneos y que actualmente no tiene curación. Su tratamiento es paliativo y puede mejorar gran parte de los sintomas de esta patología, pero no pueden eliminar la causa física, que es un problema a nivel de la información que guarda el ADN.


Sobre la naturaleza y causas del síndrome de Keppel Trenaunay Weber no se sabe mucho y ni siquiera estan claros cuales son los geners o cromossomas implicados en este problema. Lo que se puede dar por conocido es que en principio no debe estar en los cromosomas sexulas porque no se observan patrones que diferencien la herencia en mujeres y hombres. La enfermedad se da por igual en ambos sexos.

No se de ningun estudio de medicina regenerativa vinculada a esta enfermedad, por lo que todo lo que sigue es teorico. El uso de células madre en el síndrome de Klippel Trenaunay Weber puede tener dos enfoques: paliativo y curativo.

El primero podría ser viable y consistiria en usar las células madre para regenerar tejidos que hayan sido dañados por la enfermedad, de forma que los síntomas sean más ligeros, en un enfoque similar a los actuales.

El segundo hoy en día no es viable hoy en día y una tecnología que lo permita sería tan avanzado a nivel técnico que es cuestión de ciencia ficción. Para curar una enfermedad genética sería necesario cambiar el ADN de todas las células de los tejidos diana. Eso se podría cambiando el ADN de las células madre del cuerpo, de forma que los nuevos tejidos ya fueran sanos. O bien se podrían eliminar las células madre del pacientes y substituirlas por células madre de una persona sana que fueran compatibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario