El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

rsPSCs , células madre embrionarias de "región selectiva"

Cada cierto tiempo parece ser que alguien descubre un nuevo tipo de células madre. Este 2015 la novedad han sido unas células pluripotentes de origen embrionario que han sido catalogadas de rsPSCs. Su nombre significa "region-selective pluripotent stem cells" y todo parece indicar que esta vez es un estudio serio (a diferencia de las células STAP), que además tiene una importante participación española. El descubrimiento de las rsPSCs ha sido realizado por los científicos del Salk Institute, ( California, EE.UU. ) con la colaboración de los investigadores de tres centros españoles:
  • El Hospital Clínic de Barcelona.
  • La Universidad Católica de Murcia.
  • La Clínica CEMTRO de Madrid.

Por si fuera poco el grupo de investigación del Salk Institute que ha llegado a separa las rsPSCs como una población diferenciada de células está dirigido por un científico español notable, el Dr. Juan Carlos Izpisúa Belmonte (un científico brillante que se ha tenido que marchar varias veces de España por la falta de medios y las condiciones en las que se encuentra la investigación científica en nuestro país).



¿Y que tienen de importante las células rsPSCs?

En principio dos cosas diferentes, una es que se tratan de células madre embrionarias biolocalizadas. La segunda es que a partid de esto se pueden extraer dos aplicaciones:
- Este tipo de células se pueden usar para estudiar con detalle el desarrollo embrionario, pudiendo ver con detalle la migración de cada población celular y la formación de las diferentes capas embrionarias.
- Este tipo de células podría ser empleadas para crear animales quimera, en los que se reemplazaran parte de las células madre embrionarias del animal, por las equivalentes de un humano. Esta sería una forma de crear órganos humanos de reemplazo, una idea cuya ética es discutible.

Hasta el momento las células madre de origen embrionario se clasificaban sólo de acuerdo al tiempo que había transcurrido desde la fecundación del zigoto. Esto se debe porque a medida que pasa el tiempo las células pierdan parte de su capacidad inicial de crear a partir de una sola célula todo el organismo. Lo que han conseguido los investigadores del Salk institute es extraer células de diferentes regiones del embrión y encontrar que en una de las regiones había una población de células madre diferentes, las rsPSCs.

A través del blog del hospital clínic de Barcelona obtenemos una descripción de como las células madre rsPSCs de humanos son más eficaces para crear quimeras que usar los métodos convencionales.

Mientras las células madre humanas derivadas a través de métodos convencionales no se integraron en el embrión de ratón, las rsPSCs humanas sí que lo consiguieron e iniciaron el proceso de diferenciación a las células de las tres principales capas embrionarias conocidas como ectodermo, mesodermo y endodermo. Cada capa da lugar a tejidos y órganos específicos en el embrión en desarrollo. Así, los resultados no sólo proporcionan una nueva forma de estudiar el desarrollo humano temprano, sino que también ofrecen una nueva esperanza para el cultivo de tejidos y órganos humanos en un animal huésped.

No hay comentarios:

Publicar un comentario