El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Las células madre germinales

Las células madre germinales son aquellas que tienen la capacidad de generar óvulos y espermatozoides en diferentes especies ánimales, incluyendo entre ellos a la especie huamana y a todos los demás mamífeors. Estas células madre sin embargo tienen una serie de particularidades que es neceario realtar.


1. Forman parte de un linaje especial. En el cuerpo humano y el de los demás animales existen dos linajes básicos: el somático y el germinal. Todas las células que forman el cuerpo: cabellos, ojos, piel, cerebro, músculos, huesos, hígado, pulmones, corazón, vasos sanguíneos.... todas ellas forman parte del linaje somáticoa y también las células madre que generan estos órganos y los regeneran. En cambio las células madre germinales y los tejidos que ellas generan en los testículos y los ovarios forman parte de un linaje diferente cuyo único cometido es perpetuar la especie.

2. Se desarrollan en un momento muy temprano. Antes de que las células madre somáticas se separen en células que darán a diferentes tipos de tejidos, las células madre germinales ya se han creado. Esto ocurre en etapas muy tempranas, por ello los investigadore sólo han conseguido crear este tipo de células in vitro a través de células madre embrionarias (quizás en un futuro se puedan conseguir a través de la reprogramación),

3. Son parte de un linaje inmortal. Este tipo de células forma parte del linaje que conecta a la persona con sus antepasados y con sus descendientes, la que forma un vínculo entre generaciones. Esto a nivel biológico supone que el linaje ha evolucionado durante siglos y siglos, y que en potencia es inmortal siempre que el individuo se reproduzca. Esto es importante para los científicos que ya están empezando a estudiar la epigenética de estas células para ver en que se diferencian de los otros tipos de células.

No hay comentarios:

Publicar un comentario