El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

La fibrosis y las células madre

Aunque la idea principal es que las células madre son aquellas que se encargan de regenerar los tejidos del cuerpo humano (y de otros animales también) en su programación también pueden traer efectos menos beneficiosos. El más popular es la implicación de las células madre en el cáncer, y otro menos conocido es la fibrosis.


La fibrosis es la creación de un exceso de tejido conectivo fibroso en la reparación de un órgano, de forma que se rellene el hueco que ha dejado la herida en el tejido u organo. Este proceso se activa a través de la inflamación local y se produce a consecuencia de la producción de una gran cantidad de matriz extracelular. Seguramente las enfermedades más conocidas son la fibrosis del corazón, la fibrosisi quística de los pulmones, y la cirrosis, que es una fibrosis del hígado. Ahora el reto científico es conocer al detalle la función de las células madre dentro de este proceso y cómo se podría mejorar el proceso de regeneración después de una herida.

2014, noviembre. Cientificos de Harvard del laboratorio Humphreys describen un nuevo tipo de células madre perivasculares, que es un importante contribuyente a la fibrosis de órganos después de la lesión. Afirmas que estas células generan miofibroblastos, tienen características de células madre mesenquimales y expresan el marcador Gli-1. Además están provando la ablación genética de estas células para ver el efecto que tendrían en el caso de fibrosis renal y cardiaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario