El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Endodermo, mesodermo, ectodermo y células madre

Endodermo, mesodermo y ectodermo son las tres capas de células embrionarias que se forman en el desarrollo de un organismo celular y determinan el destino final de las células que las forman. Según la tradición de la embriología cuando las células madre forman parte de una de estas capas ya han perdido parte de su poder generador de vida y se han especializado en crear ciertos tipos de células (los que pertenecen a una misma línea celular).

Las tres capas embriológicas tradicionales tienen la siguientes funciones.
- El endodermo se centra en formar el hígado y otros órganos de la zona digestiva;
- El mesodermo se ocupa del corazón, los músculos y las células sanguíneas;
- El ectodermo se dedica al crear tejidos epiteliales y neuronales: por lo tanto crea la piel, las mucosas intestinales, la médula espinal, el cerebro y los nervios.

2014, noviembre. El equipo de Valerie Gouon-Evans, de la Escuela Icahn de Medicina, dependiente del Centro Médico Monte Sinaí en Nueva York, ha encontrado una célula madre que puede convertirse en célula hepática, que se cree se origina en el endodermo, o en célula endotelial (que ayuda a formar un vaso sanguíneo), y cuyo origen exclusivo se atribuía al mesodermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario