El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Vuelven a ver gracias a las células madre

La noticia del día sobre células madre es que se han dado resultados sobre un ensayo clínico de fase 1 para devolver la visión a personas con degeneración macular, en EEUU. Ahora empieza el ensayo clínico de fase 2, en el que entra una mayor cantidad de pacientes y se estudia con más detalle los resultados y la posibilidad de efectos secundarios. Os dejo una de las noticias que ha salido en la prensa, en este caso del periódico digital 20 minutos.


Usando células madre, los científicos han logrado devolver la visión a pacientes con enfermedades maculares. Según publica la revista The Lancet, los investigadores han conseguido que pacientes con enfermedades maculares, concretamente degeneración macular de Stargardt (SMD) y degeneración relacionada con la edad seca macular (ADME) vuelvan a ver. Han utilizado para ello células madre derivadas del epitelio pigmentario retinal (EPR). Este es un avance esperanzador para la medicina regenerativa y la oftalmología

Los resultados provienen de dos ensayos clínicos con resultados positivos a largo plazo dados a conocer por Advanced Cell Technology, sobre 18 pacientes en Estados Unidos y tras al menos seis meses de seguimiento tras el trasplante. La degeneración macular es una enfermedad ocasionada por daños o deterioro de la mácula del ojo, una capa de tejido sensible a la luz, situado en el centro de la retina. "Nuestros resultados ponen de relieve el potencial de reparar o reemplazar los tejidos dañados por estas enfermedades. Tenemos la intención de iniciar la fase 2 de ensayos clínicos completos para el tratamiento tanto de ADME y SMD, dos enfermedades para las que no existe en la actualidad ningún tratamiento eficaz", asegura Paul K. Wotton, presidente y director Ejecutivo de la compañía.

Estos dos estudios proporcionan la primera evidencia de seguridad a largo plazo, supervivencia, y potencial de actividad biológica del uso de células madre pluripotentes en los seres humanos. Además, afirma que estos ensayos han demostrado que no existen efectos adversos relacionados con el tejido trasplantado. No existen efectos adversos relacionados con el tejido trasplantadoLos resultados confirman la evidencia anatómica del éxito del injerto de las células del epitelio pigmentario retinal. “A pesar de la naturaleza degenerativa de estas enfermedades, la visión de 10 de los 18 pacientes mostró una mejoría medible a los seis meses de seguimiento, después del trasplante de las células del EPR”, explica Robert Lanza, director científico de ACT y coautor principal del artículo.. 

Por otra parte, las células han sido bien toleradas durante un período medio de 22 meses, con dos de los pacientes tratados hace más de tres años. “Estamos muy contentos de que no haya habido problemas de seguridad graves atribuibles a las células observadas en ninguno de los pacientes", dice Lanza. Según Steven Schwartz, profesor de oftalmología, investigador y autor principal de la publicación, los datos respaldan la seguridad potencial y actividad biológica de células madre derivadas de tejido de la retina. “Estos datos sugieren que esta estrategia regenerativa debe seguir hacia adelante.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2267765/0/devuelven-vision/enfermedad-macular/celulas-madre/#xtor=AD-15&xts=467263

No hay comentarios:

Publicar un comentario