El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Las células madre de la placenta

Uno de los órganos humanos que puede usarse para extraer células madre adultas sin ningún problema ético o médico es la placenta. Ya que este órgano temporal que forman las mujeres embarazadas y sus hijos es desechadotras el parto, al igual que sucede con el cordón umbilical. Por ello algunos bancos de células madre que estaban especializados en la criopreservación de las células de la sangre del cordón umbilical, también ofrecen ahora guardar las células madre de la placenta.

La placenta es un órgano que sirve para unir a la madre y el hijo, de forma que el bebé pueda satisfacer su necesidad de nutrición: incluyendo aquí la respiración, la absorción de nutrientes y la excreción. Aunque la placenta tiene dos partes, una porción fetal y una materna llamada corión frondoso, las células madre que se suelen extraer son las de la porción fetal. Se trata de células madre mesenquimales (normalmente llamadas células madre del estroma de la placenta).


Las células madre de la placenta de origen son multipotentes y tienen capacidad de desarrollar diferentes células de la línea mesenquimática. Para su uso clínico es importante asegurarse que la muestra de células madre recolectada sólo tiene origen fetal, ya que el genoma de las células de la madre son diferentes. Un uso incorrecto en un trasplante podría llevar, por ejemplo, a una reacción inmune más alta de lo esperada.

Algunas investigaciones sobre las células madre de la placenta

2013, abril. Un estudio realizado por el grupo de Medicina Regenerativa del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre de Madrid ha evidenciado que células madre de plancenta adultas pueden transformarse en células del hígados y permitir así la regeneración de este órgano si está lesionado

2014, agosto. Se publica un estudio de tipo bibliografico que incide en la importancia de determinar el origen de las células madre de la placenta, y como en muchos estudios anteriores no se ha tenido en cuenta este punto. Así concluye que de 146 estudios sólo un 16% estudio el origen de las células madre o se preocupó por separar poblaciones puras de origen fetal o materno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario