El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Sindromes mielodisplásicos y células madre

Al igual que en otros tipos de enfermedades de la sangre los síndromes mielodisplásicos pueden beneficiarse del efecto terapéutico de las células madre hematopoyéticas. El síndrome mielodisplásico es un grupo de enfermedades de la sangre y la médula ósea, que hacen que el linaje mieloide ( el que da lugar a glóbulos rojos y plaquetas) no funcione bien.

En resumen, las célula madre mieloide regeneran continuamente la sangre creando:
* Glóbulos rojos, que transportan oxígeno y otras sustancias a todos los tejidos del cuerpo.
* Plaquetas, que forman coágulos de sangre para interrumpir el sangrado.
* Monocitos y granulocitos, dos tipos de glóbulos blancos que tienen una característica común importante: terminan su maduración celular en la médula ósea, el mismo sitio donde son creados.

Cuando una persona tiene un síndrome mielodisplásico, se forman mal los glóbulos rojos, las plaquetas o los granulocitos. Existen por ello diferentes tipos, que aquí comento de forma resumida.

Tipos de síndromes mielodisplasicos

1. Anemia refractaria (RA). Nº glóbulos rojos bajo. Que puede tener algunas características especiales.
  • Anemia refractaria con sideroblastos en anillo (RARS). Nº de glóbulos rojos bajo, y tienen demasiado hierro en su interior.
  • Anemia refractaria con exceso de blastocitos (RAEB). Nº de glóbulos rojos bajo, y tiene una cantidad de blastocistos superior al 5%. Existen dos tipologias diferentes, la RAEB-1 y la RAEB-2. Esta enfermedad podría derivar en bastantes casos (entre un 25%  y un 50%) a una leucemia mieloide agua, por lo que es aconsejable que un especialista estudie su caso.
2. Síndrome mielodisplásico por delección parcial del cromosoma 5. Es una anemia refractaria en la que se observa que se ha perdido un segmento llamado 5q en uno de los dos cromosomas 5. Este es el tipo de síndrome con origen genético más estudiado y conocido, pero se sabe que hay más errores genéticos que pueden causar este tipo de patología. Si quieres saber más puede leerlo aquí.
3. Trombocitopenia refractaria. Nº de plaquetas en sangre es bajo. También lo es el nº de blastocitos de la médula ósea.

4. Neutropenia refractaria o granulocitopenia. Nº de granulocitos en sangre es bajo. También es bajo el número de blastocitos de la médula ósea.

5. Citopenia refractaria con displasia multilinaje. En este caso no se producen 2 o más de lo linajes anteriores. Por ejemplo podemos encontrar falta de glóbulos rojos y plaquetas al mismo tiempo. Este tipo de síndrome es más grave que los que he citado con anterioridad. Dos de sus efectos a nivel poblacional son:
  • Disminución de la esperanza de vida.
  • Alrededor del 10% de los afectados pueden desarrollar leucemia.
6. Síndrome mielodisplásico inclasificable. Por último tenemos un grupo de pacientes que no encajan con ninguno de los grupos anteriores y que al ser patología raras han sido poco estudiadas. Suele suceder que el nº de blastocitos es normal y también el de células sanguíneas, pero por algún motivo no funcionan bien.

Para más información les sugiero consultar la Web de cancer.org

Tratamientos con células madre

En la actualidad las únicas celulas madre que se emplean para curar el síndrome mielodisplásicos son las hematopoyéticas. Con ellas se realiza una transfusión, buscando que se implanten en el cuerpo humano, y empiecen a fabricar los tipos de células especializadas necesarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario