El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Los peces cebra y las células madre

Los ratones de laboratorio son sin duda los animales usado para experimentación científica más conocidos, pero no son los únicos con los que los científicos trabajan. Los peces cebra (Danio rario) son uno de los modelos más empleados para estudiar el desarrollo embrionario, ya que tienen varias ventajas, como por ejemplo que el embrión se desarrolla fuera de la madre. Además estos peces son capaces de regenerar su corazón, por ello son de gran interés para la medicina regenerativa.

¿Es comparable lo que se observa en un pez cebra con el desarrollo de un humano? Sí, aunque no al 100%. A nivel celular todos los animales se parecen mucho, de echo todos los mamíferos, reptiles, aves y anfibios sólo somos "peces modificados geneticamente para vivir fuera del agua".

Nuestra estructura y tipo de tejidos es en esencia la misma. Aunque en apariencia sean muy diferentes, tienen los mismos sistemas que tenemos en los seres humanos: circulatorio, esquelético, muscular, digestivo....




2010. Investigan la regeneración del corazón del pez cebra. Científicos del instituto Salk de EEUU y de Barcelona, investigan la intervención de las células madre en a regeneración del tejido cardiaco. Descubren que la regeneración es creada directamente por las células musculares del miocardio, sin que intervengan células madre. La diferencia con el corazón humano es que en el corazón de una persona que sufrido un infarto el corazón ciera la herida con tejido conjuntivo, con una especie de cicatriz. En cambio en los peces cebra las células musculares de multiplican y vuelven a reponer el tejido original. 

2014. Científicos del Instituto Garvan de Investigación Médica de Sydney han identificado un gen que modifica la cantidad células madre en peces cebra. El gen causa un incremento en la cantidad de células madre hematopoyéticas (creadoras de sangre) y un descenso de las de tipo muscular. Profundizando en la investigación encontraron que hay algunas células que migran a la región, pero aún no saben exactamente cómo estas célula se activan para ser capaces de crear sangre.



2014, noviembre. Usan moléculas del corazón de los peces cebra para inducir la regeneración del corazón en ratones, un experimento muy prometedor, que cuando se perfeccione se podría aplicar en personas con insuficiencia cardiaca y lesiones graves de este músculo vital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario