El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Control de los tumores derivados de células madre

Uno de los riesgos de las terapias basadas en células madre es la posibilidad de que creen tumores en los pacientes. Esta posibilidad es mínima en los tratamientos habituales (menos del 1%), pero aún así hay investigadores que exploran como controlar mejor la aparición de este tipo de tumores, y parece ser que la modificación genética de las células madre podría ser una solución.


2011. Se han realizado los primeros ensayos en el laboratorio, in vitro, del uso de ganciclovir, un antiviral, para activar una respuesta genética de muerte celular. Con esto se consigue que la terapia génica pueda programar un grupo de células para que se suiciden ante determinado organismo.

2014, agosto. Un grupo de científicos publica en Stem Cells el resultado de sus investigaciones sobre el control de tumores derivados de células madre en ratones. Para ello implantaron en las células madre que luego se implantarían a los ratones un gen-suicidio, que funciona como un interruptor de seguridad para eliminar la aparición células cancerosas. En el experimento aparecieron tumores y fueron eliminadas las células usando ganciclovir, una substancia química que activa el proceso de "suicidio celular". La visualización del proceso se uso mediante resonancia magnética e imágenes de bioluminiscencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario