El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Mejora de la esclerodermia con células madre

Uno de los pocos ensayos clínicos sobre aplicaciones de las células madre que ha llegado a la fase III antes de 2014 es la investigación europea para la mejora de la esclerodermia con trasplantes de células madre hematopoyéticas. Los resultados del trabajo científico muestran una doble realidad.

  • Para la mayoría de personas el tratamiento alarga la vida y la calidad de vida con más eficacia que los tratamientos tradiciones.
  • El injerto de células madre hematopoyéticas produce un aumento de la mortalidad en los pacientes durante el primer año. Al parecer para algunos pacientes es mejor no aplicar el injerto y ahora los investigadores tienen que descubrir como diferenciar este grupo a quien le perjudican las células madre hematopoyéticas.

La esclerodermia también llamada esclerosis sistémica es una enfermedad que se caracteriza por un gran endurecimiento de la piel, que también puede afectar a los órganos internos. Lo que sucede es que la patología afecta a la capa de tejido conjuntivo que hay en la piel, y que también recubre otros órganos internos.

Cronología de los estudios y avances.


2001-2009. Se realiza el estudio ASTIS (Trasplante de células madre autólogo Internacional de Esclerodermia) incluyó a más de 150 personas, donde los pacientes fueron asignados al azar a dos tratamientos diferentes.

  • Con células madre adultas hematopoyéticas.
  • Con el tratamiento tradicional, de pulsos de ciclofosfamida.

2012. Se presentan los resultados de ensayo clínico de fase III para el tratamiento de la esclerodermia con injertos de células madre hematopoyéticas (TCMH).




La esclerosis sistémica es una enfermedad de causa desconocida pero de base autoinmune caracterizada por la endurecimiento de piel (esclerosis) que se puede acompañar de afectación de los órganos internos del cuerpo. Se divide en función del grado de extensión de la Esclerosis cutánea (esclerodermia) en Esclerosis Sistémica con afectación cutánea difusa y Esclerosis Sistémica con afectación cutánea limitada.

2 comentarios:

  1. Bueno. Lorena. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Temas más interesantes que éste, me gustan. Ya requetesabemos que lás células madres regeneran los tejidos joan. José Carrillo.

    ResponderEliminar