El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Curando los ligamentos de los caballos

Los ligamentos de las piernas de los caballos son uno de los tejidos que se ven sometidos a una mayor tensión en estos animales, especialmente cuando se dedican a las carreras, la equitación u otras disciplinas deportivas en las que los caballos tienen que realizar un gran esfuerzo. Por suerte las células madre pueden aplicarse para aliviar estas dolencias y hacer que los tendones de los caballos estén más sanos.

Una de las enfermedades degenerativas más frecuentes es la llamada desmitis degenerativa del ligamento suspensorio, DSLD en inglés. Esta enfermedad se crea por la acumulación de protegolicanos en la articulación, dañando el tejido conectivo del caballo y es una enfermedad que en la actualidad sigue en investigación. Al principio la desmitis degenerativa actúa sobre el ligamento suspensorio, pero en realidad es una enfermedad sistémica que afecta a todo el cuerpo. Los ligamentos de la nuca del caballo, de la rótula, de los ojos, de la espalda e incluso de las aortas se ven afectados por la DSLD.



2004-2005. Se experimenta en EEUU el uso de células madre del caballo para curar lesiones de desminitis y otras patologías de los ligamentos. En este estudio, los investigadores trataron a 11 caballos. Los caballos fueron tratados por vía intralesional con una mezcla heterogénea de células regenerativas, incluyendo células madre mesenquimales. Un 92% de los caballos se recuperaron, el 75% del total pudo volver a realizar un trabajo intenso.

Tras comprobar los efectos beneficiosos se siguió empleando la trasfusión de células madre para combatir las dolencias de los ligamentos. En la actualidad se sabe que los ligamentos de los caballos dañados por DSLD y por otras patología degenerativas responden bien ante el tratamiento de células madre mesenquimales, también se les puede aplicar plasma rico en plaquetas.

Algunas empresas que dan estos tratamientos.

  • En Argentina. Equcell.
  • En España. Centauri Biotech. El Hospital La Equina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario