El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Venas y arterias bioartificiales con células madre

Otro de los órganos bioartificiales que los científicos han podido crear ya en el labortario e implantarlo en algunos pacientes son las venas, de forma que ya no es necesario obtenerlas de otra zona del cuerpo de paciente. Gracias a las células madre, usando el patrón base del cuerpo de un cadáver se pueden generar nuevas venas. Las arterias son un poco más grandes y complejas pero también se pueden obtener si es necesario. A continuación un vídeo muestra el proceso empleado.



1990. Laura Niklason, observa la necesidad de crear arterias  y venas en el laboratorio para poder ser usadas en tratamientos médicos. En aquel momento si un médico necesitaba un fragmento de arteria, lo cogía de un cadaver o lo tenía que extraer de otra parte del cuerpo, creando así una segunda herida. Poco después empieza a trabajar en el laboratorio del ingeniero de tejidos Robert Langer, para crear venas y arterias bioartificiales, resistentes a las presiones de la sangre del corazón.

1999. Niklason y Langer consiguen crear arterias en el laboratorio y publican los resultados de su estudio en la revista Sciene. El procedimiento incluye el uso de un tubo de silicona y del pulso de un líquido que emula la presión creada por el corazón. Las células madre responden creciendo alrededor del tubo y creando los elementos necesarios para crear el medio exterior de las venas: colágeno, elastina y otras proteínas. Al finalizar se elimina el tubo de silicona, dejando sólo la arteria bioartificial.

2004. Se crea la empresa Humacyte, con la intención de crear y comercializar los vasos sanguíneos bioartificiales, siguiendo el procedimiento de Niklason.

2004-2011. Sigue la investigación animal con seres vivos más grandes, como los perros, los cerdos y los primates, con intención de dar el salto a personas. Aparecen dificultades en el tema del rechazo inmunitario, pero en primates el resultado es muy bueno.

Simon Horestrup, del Centro Suizo de Medicina Regenerativa de la Universidad de Zurich, desarrolla de forma independiente vasos pequeños para bebés.

2012, junio. ¿Primer implante de vena bioartificial?. Una niña de 10 años se ha sido la primera paciente del mundo que ha recibido un implante de una vena fabricada en el laboratorio a partir de sus propias células madre. Necesitaba un bypass para solucionar una obstrucción en la vena porta, entre sus intestinos y el hígado, y los médicos usaron esta innovadora técnica.

2012, noviembre. Investigadores de la Universidad de Helsinki investigan las células madre que son las responsables directas del desarrollo de nuevos vasos sanguíneos en ratones y en humanos: las VESC o células madre endotelio vasculares.

2012, diciembre. Se inicia en Polonia un ensayo clínico en fase 1 para probar la eficiencia de los vasos bioartificiales de Humacyte.

2013, En un hospital de Carolina del Norte injertan una vena creada por bioingenieria por Humacyte, una operación de éxito.

2014, marzo. Equipo de investigadores de Nicaragua dirigidos por el colombiano Diego Correa crean arterias a partir de células madre. Se abren las puertas a nuevos tratamientos para aquellas personas que tienen problemas en venas y arterias.

2 comentarios:

  1. Mi mamá tiene varices en las piernas, a ver si les sirven dichas celulas madres. Tom.

    ResponderEliminar
  2. Células madres para regenerar todos los tejidos. Excelentes, joan tapia. Humberto.

    ResponderEliminar