El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Telómeros de las células madre

Para poder trabajar con células madre en el laboratorio es importante poder diferenciarlas de otras células del cuerpo y una de las características que las distinguen es que tienen los telómeros más largos. ¿Qué son los telomeros? Como podrás ver en cualquier libro de genética los telómeros son una parte de los cromosomas, del ADN.  Para ser exactos son los extremos de los cromosomas, una parte del ADN que tiene secuencias repetitivas y que no tiene información para fabricar proteínas (es lo que se llama ADN no codificante). Lo curioso es que los telomeros largos permite que las células eucariotas tengan una esperanza de vida más alta. Por ello hoy en día son uno de los focos de atención de la investigación científica de las células madre: ya que interesa saber.


Las telomerasas y la reprogramación de las células 

Si observamos las células del cuerpo humano o de otro animal vermos que en condiciones normales los telómeros de las células van menguando con el tiempo, como si se erosionaran. En las células especializadas esta erosión es más rápida que en las células madre, pero estas también se ven afectadas. Pero durante la reprogramación celular sucede todo lo contrario los telómeros crecen. De esta forma cuando una célula de la piel de una persona es sometida a un proceso de reprogramación  para convertirse una células iPS se incrementa la zona de la telomerasa, de esta forma se convierte en una célula madre pluripotencial.




Investigación sobre los telómeros y las células madre.

1930-1939. Los telómeros fueron descubiertos por Hermann Joseph Muller junto a Barbara McClintock, ambos recibieron el Premio Nobel. Hermann  en 1946 y Bárbara en 1983.

1980-1982-1984. Se dan a conocer investigaciones científicas de los biólogos estadounidenses Elizabeth Blackburn, Carol Greider y Jack Szostak, que muestran que la secuencia de ADN de los telómeros es repetitiva, la existencia de una enzima telomerasa que augmenta la longitud de los telómeros y otros aspectos relacionados. Los tres investigadores recibirán el premio Nobel en 2009.

2004. Ya se conoce la importancia de los telomeros y la telomerasa en el envejecimiento celular. Maria A. Blasco es premiada en Europa por su trabajo en este campo y concede una entrevista al periódico El País.

2005. Flores y otros investigadores del CNIO proponen la hipótesis de que el envejecimiento de los humanos y otros animales se debe a la pérdida de funcionalidad de las células madre por el agotamiento de sus telómeros. Se inician las investigaciones para comprobar esta afirmación.

2008, febrero. Se publica en la revista Genes & Development (Genes Dev. 2008, doi 10.1101), la investigación realizada por Maria A. Blasco del CNIO (centro nacional investigación oncológica, de España). La científica y su equipo ha identificado que la longitud de los telómeros es una propiedad de las células madre que además puede ayudar a su localización. El equipo ha desarrollado la técnica del telomapping.

2012, febrero. El CNIO obtiene la patente en EEUU de la técnica del telomapping.

2013, agosto. Un estudio científico observa que la anemia aplástica puede estar causada por un problema en la longitud de los telómeros en las células madre hematopoyéticas. Las perosnas con esta enfermedad tienen defectos genéticos en la proteina telomerasa, encargada de hacer crecer los telomeros.

2014, abril. El grupo de investigación de Maria A. Balsco del CNIO identifican que la proteína SIRT1 es responsable de la longitud de los telómeros de las células madre inducidas y por tanto en su esperanza de vida. El estudio concluye que SIRT1 participa en el alargamiento de los telómeros y protege la integridad del genoma durante la reprogramación de las células.

4 comentarios:

  1. Beatriz. Muchííísiiiimoooos años con lo de los telómeros y la enzima telomerasa para alargar la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando llevaran los genes telomerasa, actívina y otros a especies comestibles vegetales para rejuvenecer a los que tienen vejez. Minerva.

      Eliminar
  2. Jofre. No quiero saber nada de los telomeros y de la proteina telomerasa que fue localizada en 1.985 luego de ardua busqueda y que para emplearla para rejuvenecer a los que estan con vejez. Dirigentes corruptos que tienen a miles de millones de nuestros semejantes y ni los curan ni rejuvenecen ni nada. Faltan dos meses para finalizar el año y voy a ingresar a la carrera de derechos y para defender a los pobladores. Los derechos a la salud y los otros estan por el piso.

    ResponderEliminar
  3. Jim. Todo en biotecnologia es buscar patentes para comerciar con nuestras vidas. Está desatada ferozmente la guerra de las patentes. Sistemas de sociedades genocidas.

    ResponderEliminar