El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Las células madre y el autismo

A raíz de que hace poco ha sido el día sobre el autismo, he explorado si alguien ha investigado la posibilidad de usar las células madre para mejorar los síntomas del autismo o llegar a curarlo. La cuestión es que de momento no hay ningún tratamiento oficial y ni siquiera se han empezado a realizar un ensayo clínico contrastado. Hoy en día lo que se están haciendo es estudios con células madre inducidas (iPS) de personas con autismo, que luego se diferencian en neuronas. De esta forma esperan conocer mejor como afecta la enfermedad a las neuronas, una investigación muy similar a la que explique hace poco sobre el trastorno bipolar.

Algunos motivos de que la investigación esté más atrasada que con otras patologías son los siguientes.
  • Se sabe muy poco del funcionamiento biológico del autismo. Al no conocer los mecanismos bioquímicos y celulares por los que se expresa la enfermedad es más complicado crear una terapia efectiva. Por ejemplo, no se sabe con certeza a que tipo de células y áreas del cerebro afecta, aunque hay estudios científicos que apuntan a que las neuronas espejo de las personas autistas no funcionan bien.
  • Los otros mamíferos no tienen autismo (o es una enfermedad muy rara). De echo algunas investigaciones científicas sobre el autismo han usado genes humanos defectuosos para crear otros animales que presentan los mismos síntomas. Esto ha echo que no se puedan hacer con normalidad estudios sobre.

Pero aunque no hay tratamientos oficiales sí que hay algunas clínicas privadas (de dudosa fiabilidad) que dicen tratar el autismo a cambio de grandes cantidades de dinero. El Instituto de Salud Carlos III de España, recomienda ser muy cauto ante tratamientos milagrosos que prometen curar el autismo con células madre. No hay ninguna evidencia de que esas supuestas terapias (no probadas de forma experimental en animales) sea cierta, más bien parece lo contrario.

2014, mayo. A fin de contrarrestar los efectos del autismo, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en México, impulsa una investigación basada en la aplicación de células madre de la médula ósea directamente al cerebro. Este ensayo clínico se realizara con niños de 5 a 15 años de México que sean autistas, siempre con el consentimiento expreso de los padres. Los responsables conocen algunos casos en que se han realizado tratamientos similares y que han permitida una disminución relativa del autismo. Se espera que el grado de autismo de los pacientes disminuya, mejorando así la comunicación con los padres y otras personas.

2 comentarios:

  1. Susana. Que dios nos ayude. Tengo mi hijo padeciendo de autismo y el seguro social no lo atiende.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, poco puedo decirte ante una situación tan delicada. Si eres de México mira si puedes encontrar más información del ensayo clínico que va a empezarse. Intenta contactar con asociaciones locales sobre el autismo, o al menos con otras familias que hayan pasado por lo mismo. Si no hay nadie cerca, mira en las redes sociales, el apoyo anímico es importante. Fuerza.

      Eliminar