El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Regeneración de tejido muscular esquelético

La capacidad de regeneración de los tres tipos de tejido muscular (esquelético, cardíaco y fibras lisas) del cuerpo humano es diferente. Los músculos voluntarios, los del brazo, la pierna, la espalda, están formados de tejido muscular esquelético y tienen una capacidad de regeneración parcial, gracias a las llamadas células satélite, o células precursoras o progenitoras del músculo. Así que vamos a ver como se realiza la regeneración natural y cómo este proceso puede acelerarse con las células madre.

Regeneración natural de las fibras musculares

Las células musculares estriadas (mioblastos) son células mutlinucleadas, alargadas y de gran tamaño (sinticio). En cambio las células precursoras sólo tienen un núcleo, son mucho más pequeñas y fusiformes. Las células precursoras están presentes en los tejidos adultos, situadas en la lámina basal que rodea cada una de las fibras musculares. Para la creación de nuevas fibras musculares las células precursoras se funden. Cuando existe daño muscular u otros estímulos estas células se activan, proliferan y se fusionan para formar nuevas fibras. Gracias a ello podemos recuperar la función  normal de un músculo después de una ruptura fibrilar.

Regeneración con células madre

La posibilidad de regenerar el tejido muscular esquelético a través de células madre es una aplicación con un gran potencial. Por un lado está el uso terapéutico para enfermos que tienen problemas degenerativos. La segunda aplicación es la curación de heridas graves en las que desaparece parte del músculo, por ejemplo en el caso de quemaduras profundas. Por último tiene una gran salida en lo que se refiere a la medicina deportiva y el tratamiento de las lesiones de atletas, futbolistas, jugadores de baloncesto, corredores profesionales o amateur, etc...

2013, enero. Un estudio científico con ratones demuestra que las llamadas "células satélite" son esenciales para la regeneración muscular. Esto puede ser vital para el reemplazo de miofibrillas en enfermedades como la distrofia muscular.

2013, febrero. Estudio científico muestra que las células madre musculares llamadas "células progenitoras" intersticiales (PIC) son claves para la regeneración del tejido muscular. Estás células madre pueden aislarse de los músculos de ratones jóvenes y generar tejidos musculares in vitro.

2014. Descubren una forma más efectiva de diferenciar la célula madre en células musculares. El sistema permite llevar el proceso de diferenciación hasta el estado de células progenitoras o de fibras musculares. La tasa de conversión es del 60%, mucho mayor que el anterior.

2014, mayo. Se publican los resultados de una investigación de la Universidad de Pittsburgh liderada por Stephen Badylak, concluye que el uso de una matriz acelular que mejora la regeneracion muscular en traumatismos en los que hay una perdida de masa muscular. En el vídeo lo explican muy bien.



2016, julio. Realizan un ensayo clínico con 13 personas en la recuperación de lesiones musculares usando una matriz celular porcina. El estudio muestra que los pacientes mejoran su fuerza, cuando no lo hacían con un tratamiento convencional.

1 comentario:

  1. Regeneración de los músculos con las células madres, muy bueno para los que padecen de problemas en los mismos.

    ResponderEliminar