El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Investigación del trastorno bipolar con células iPS

El conocimiento y control de las células madre abre las puertas a nuevas investigaciones que hace unos años no eran posible, y para ello sólo es necesario que un científico tenga una idea creativa. Un ejemplo excelente, es la investigación con células iPS que ha realizado un grupo de científicos de la Universidad de Michigan, EEUU, para resolver los misterios del trastorno bipolar. Esta enfermedad mental tiene bases neurológicas, pero una de las grandes desconocidas. Una parte importante del problema es la dificultad para realizar la investigación al no poder trabajar directamente sobre el cerebro.

Así que este grupo de investigadores han usado las células madre pluripotentes inducidas para salvar este problema. No han podido trabajar con un cerebro humano con trastorno bipolar en vivo, pero sí que han podido hacerlo con grupos de neuronas, gracias a las células iPS. Lo que ha echo es coger células de la piel, que tienen la misma genética que las células del cerebro y hacer que se conviertan en células madre pluripotentes. Después han echo que las células iPS se diferencien en neuronas. Y aquí empieza la investigación ya que les permite saber más sobre el funcionamiento de las neuronas que tienen la genética del trastorno bipolar.

Gracias a esto los investigadores han podido apreciar diferencias muy específicas en la forma en la que las neuronas se comportan y se comunican entre sí y, además, las diferencias importantes sobre cómo las neuronas respondían al litio, el tratamiento más común para el trastorno bipolar. Esta es la primera vez que los científicos han medido directamente las diferencias en la formación de células del cerebro y en la función entre personas con trastorno bipolar y aquellos que no padecen la enfermedad.

2 comentarios:

  1. Que continuen ésa investigación y puedan comprobar si pueden sanar a humanos afectados por dicha enfermedad. Belén.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gentes padeciendos de trastono bipolar, a ver si los pueden curar porque sus familias sufren demasiados. Eva.

    ResponderEliminar