El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Las células madre y la tuberculosis

Un reciente estudio científico ha demostrado que las células madre podrían ser muy beneficiosas para las cura de la tuberculosis. El descubrimiento avanza que es posible que en un futuro los pacientes que tienen bacterias de la tuberculosis podrán se tratados con células madre de su propio cuerpo, en principio de la médula ósea. Aprovechando la noticia he buscado si existán referencias antiguas sobre otros estudios que relacionaran las células madre y la tuberculosis, y no he encontrado nada al respecto. Aunque en España y otras zonas del mundo desarrollado se considera que la tuberculosis es una enfermedad superada, que pertenece al pasado, lo cierto es que es una de las patologías que cada año se lleva a muchas personas del tercer mundo. Para agravar el problema en los últimos años han aparecido cepas de la bacteria de la tuberculosis que son resistentes a los antibioticos y por lo tanto más difíciles de erradicar. Si los poderes políticos y económicos no lo entorpecen o le ponen un precio fuera de lugar las células madre podrían ser uno de los tratamientos más efectivos para curar la tuberculosis. En la actualidad se estiman más de 400.000 personas con tuberculosis en el mundo y de ellas más del 50% no responden a los tratamientos actuales.

2014, enero. Se publica, en The Lancet, un estudio clínico de tipo 1 con 30 pacientes de tuberculosis que fueron tratados con transfusiones autogenas de células madre. Aproximadamente el 50% de los casos de estos pacientes estaban curados después de 6 meses, aunque los doctores afirman que el método aún se puede mejorar para incrementar su efectividad.

1 comentario:

  1. Armando. Mi abuelo murió de tuberculosis. Ojalá apliquen rapido las células madres mesenquimales a los que tienen dicha enfermedad.

    ResponderEliminar