El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

El Síndrome de Wolfram y las células madre

El tratamiento del Síndrome de Wolfram es uno de los muchos tratamientos que en un futuro próximo podrá mejorar gracias al uso de células madre. Esta enfermedad genética produce problemas en órganos como los ojos, el páncreas, los riñones y el sistema nervioso. Los dos efectos más característicos son la atrofia óptica, la degeneración del nervio óptico y la diabetes. Sin embargo, el problema que se manifiesta en los órganos se genera dentro de las células que forman el órgano. Se trata de un error en la expresión de los genes que sintetizan 1 ó 2 proteinas. De momento no hay estudios científicos basados en células madre que permitan sanar esta patología, pero las células madre ayudan a los investigadores a conocer como funcionan.

2013. Estudio con células madre sobre el Síndorme de Wolfrman y la diabetis. Los científicos de la Fundación de Células Madre en Nueva York (NYSCF) de la Universidad de Columbia ha utilizado células iPS creadas a partir de piel de pacientes para estudiar como el Síndrome de Wolfrman afecta a las células beta del páncreas, que son las células que crean la insulina. El estudio parece revelar que el problema tiene que ver con la secreción de la insulina, a causa de que el retículo endoplasmático no funciona bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario