El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Creación de cerebros bioartificiales con células madre

El cerebro es uno de los órganos más complejos del cuerpo humano y el hecho de que los científicos sean capaces de producir órganos similares al cerebro a partir de células iPS es algo impresionante. El desarrollo de estas técnicas son un grato regalo para todos los científicos que se dedican a la investigación de las enfermedades degenerativas que afectan al cerebro y que podría hacer que quizás en un futuro se pudieran crear este órgano de forma bioartificial.

2011. Científicos de la Universidad de Pittsburg desarrolla un tejido nervioso suficientemente desarrollado como para tener memoria, una de las facultades que es propia del cerebro. La investigación se ha realizado con células madre de ratas y la memoria es a corto término, sólo de 12 segundos. No obstante es un avance clave para conocer mejor como funciona la memoria y para el desarrollo de cerebros bioartificiales.

2013, agosto. Científicos de  crean cerebros diminutos de 4 milímetros y de tipo embrionario a partir de células iPS (creadas a partir de células normales de la piel a través de reprogramación). Estos proto-órganos están formados de tejido nervioso, pero al no disponer de un aporte sanguíneo no crecen más de 4 mm, pero se mantienen con vida durante largos periodos si se les administra por difusión los alimentos que necesitan las neuronas. Tal y como explican los investigadores estos proto-cerebros bioartificiales ya han empezando a usarse para investigar enfermedades de tipo genético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario