El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Yemas de hígado bioartificiales a partir de células iPS

Las noticias de la investigación biotecnológica que están realizando los equipos japoneses en células madre inducidas (iPS cells) está dando grandes pasos, y el más reciente es la creación de yemas de hígado humano bioartificiales. De momento estas agrupaciones de células vascularizadas y autorganizadas se han generado dentro de ratones de laboratorio, dando buenos resultados, pero aún quedan años de trabajo para poder aplicar algo así como terapia clínica para los humanos.

No obstante la noticia es de gran importancia por diversos motivos.

  • Las yemas de hígado bioartificiales a partir de células iPS son un paso adelante de lo que podría ser la creación de hígados a medida (con el ADN de paciente). Se podrían realizar los implantes de las yemas directamente en humanos, o primero desarrollar los órganos en animales como el cerdo para luego realizar un tratamiento quirúrgico. Pero se supone que el tratamiento puede tardar entre 7 y 10 años en desarrollarse.
  • Las yemas de hígado bioartificiales pueden ser una fuente de hepatocitos, es decir células del hígado normales, que pueden ser trasplantadas para mantener vivo a un paciente. Está es una opción que ya se usa a veces para tratar enfermedades hereditarias en las que el higado no funciona de la forma correcta y podría ser viable al disponer de una nueva fuente de hepatocitos.
  • Las yemas de higado bioartificiales podrán usarse también en investigación, ya que pueden ser un medio ideal para realizar pruebas con medicamentos y sustancias extrañas. ¿Por qué? El hígado es el órgano del cuerpo humano que funciona como laboratorio, transformando gran cantidad de sustancias extrañas, eliminando venenos y fármacos.
Fuente: El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario