El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Las células madre no hacen milagros

Son muchas las aplicaciones médicas que se pueden obtener de las células madre, pero no hacen milagros. Aunque en teoría tienen potencial para regenerar cualquier parte del cuerpo existen muchas limitaciones.
  1. La primera es que la biotecnología de las células madre está en fase de investigación. De momento se desconocen muchas cosas sobre como funcionan y la mayor parte de terapias son sólo proyectos de futuro. Es decir, que están en fases de ensayo con animales o ensayo clínico de grupos reducidos de pacientes.
  2. La segunda es que las células madre no sirven para todo, no son una medicina universal y hay muchas patologías que pueden escapar a su influencia.
  3. La tercera es que las células madre no son infalibles. A veces sucede es que un tratamiento en concreto no da resultados, por ejemplo con el tratamiento de la cicatrización de fistulas que se ha investigado durante años sólo se ha conseguido un 70%. Es decir que de cada 10 personas que antes no encontraban una solución a su problema 7 la encuentran en las células madre, pero 3 siguen sin obtener los resultados esperados.
Así que no hay que exagerar creyendo que son el milagro y el fin de los males de la especie humana, sólo son un ayuda. A continuación tienes algunos ejemplos en los que las células madre llegaron tarde o en las que el paciente obtuvo buenos resultados, solucionando la afección por la que se luchaba pero murió por otra enfermedad....

2013. Muere niña con traquea bioartificial. Había nacido sin tráquea y fue la primera niña que siendo tan pequeña recibió un órgano bioartificial fabricado con un soporte y células madre. Ahora con la operación que se le hizo al bebé se quería dotar de este órgano tan importante a la niña, pero meses después a muerto por otra enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario