El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Factores de crecimiento en células madre

¿No sabes lo que son los factores de crecimiento? Normal. Lo que a todos nos gusta ver en las noticias sobre células madre es que los investigadores han conseguido un avance para la cura de ceguera, la tetraplejia, la diabetes, la regeneración del corazón o la calvicie. Pero para desarrollar todas las aplicaciones médicas con células madre lo primero que tienen que conseguir los científicos es conocer muy bien los mecanismos de crecimiento, división y diferenciación, y que moléculas son las que activan estos mecanismos (esos estudios de ciencia básica que como no tienen una aplicación inmediata hay personas que creen que no sirven para nada). Estás moléculas clave en la activación de diferentes comportamientos de proliferación celular son llamadas factores de crecimiento, y conocerlas es vital para poder conseguir en el laboratorio que las células madre creen piel, cartílago, fibras musculares u otros tipos de tejido. Su uso es fundamental para el desarrollo de aplicaciones de células madre, así que en este artículo he realizado un repaso general de todos los principales factores de crecimiento conocidos, aunque por la extensión del tema será necesario abrir nuevos artículos para explicar con más detalle la acción de estos factores de crecimiento.

Proteína Sonic Hedgehog. Es un factor de crecimiento que influye en el desarrollo embrionario de los órganos a nivel general, a nivel celular su función es participar de la división simétrica de células madre para generar hijas idénticas con capacidad proliferativa. Además de esta división simétrica las células madre pueden realizar divisiones simétricas.

Factor de crecimiento derivado de plaquetas, PDGF. Promueve la proliferación de tejido conectivo, de células gliales del tejido nervioso y de la musculatura lisa. Esta es una de las moléculas que se emplean en los tratamientos para mejorar las articulaciones de los deportistas de élite, se extraen de las plaquetas. También se puede obtener de las células endoteliales o de la placenta.

TGF-Beta. Esta es una de las moléculas que se emplean en los tratamientos para mejorar las articulaciones de los deportistas de élite, se extraen de las plaquetas. También tiene que ver con la diferenciación a células musculares cardiacas, tiene capacidad inflamatoria e inhibidora de algunas células inmunes. En general activa la regeneración para reparar las heridas, pero también está relacionada con la inhibición del crecimiento epitelial, procesos de apoptosis... aquí tenéis más información sobre TG-Beta.

BMPs, proteinas morfogenéticas del hueso. Su principal uso en principio es la regeneración de los huesos, y el factor de crecimiento BMP-2 parece ser uno de los más importantes. Estas proteínas son claves en el proceso de neurogénesis, de crear nuevas neuronas a partir de las células madre.

FGF y KGF, factores de crecimiento de fibroblastos. Tienen que ver con el tejido conjuntivo denso de los tendones, pero también con la cicatrización de las heridas, aunque la FGF actúa sobre la proliferación de muchas células madre y a veces también en su inhibición (posiblemente depende del receptor). Algunos estudios científicos relacionan el factor KGF con la actuación antimicrobiana de las células madre.

Factores de crecimiento epidérmico, EGF y TGF-alfa. Entre otras capacidades incrementan el crecimiento de las células madre de la piel, las células gliales del sistema nervioso y las mesenquimatosas. También hay estudios sobre el efecto de EGF en la recuperación de las células madre hematopoyéticas cuando se realiza una transfusión después de un tratamiento para el cáncer. TGF-alfa pareces tener más relación con la cicatrización de heridas y el correcto funcionamiento de EGF.

Factores de crecimiento de hepatocitos, HGF. Se usa como cicatrizante y se ha estudiado su papel en la regeneración del riñón activando las células madre.

Factores de crecimiento endotelial vascular, VEGF. Esta es una de las moléculas que se emplean en los tratamientos para mejorar las articulaciones de los deportistas de élite, se extraen de las plaquetas.

Factor de crecimiento insulínico, IGF. Esta es una de las moléculas que se emplean en los tratamientos para mejorar las articulaciones de los deportistas de élite, se extraen de las plaquetas. Al parecer puede ser de ayuda también en la regeneración de fracturas del tejido óseo. Tanto IGF-1 como IGF-2, activan la proliferación de muchos tejidos diferentes.

Factores de crecimiento nervioso, NGF. Su principal papel es la regeneración neuronal y la conservación del tejido nervioso, se espera que en el futuro se un elemento clave en el tratamiento de enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Eritropoyetina, EPO. Su función más conocida es activar la generación de eritrocitos por parte de las células madre hematopoyéticas.

Otros factores de crecimiento. Trombopoyetina, TPO, el factor estimulante de colonias de granulocitos (sistema inmunitario), G-CSF y el factor estimulante de colonias de granulocitos y macrófagos. GM-CSE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario