El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Células madre para tratar personas sometidas a radiación nuclear

Uno de los problemas con los que tendrá que lidiar la humanidad en los próximos siglos es al gran cantidad de material radioactivo que ha creado con las centrales nucleares, además de futuros accidentes. ¿Podrían servir las células madre parar tratar los efectos de las radiaciones nucleares sobre la población? Hoy he leído una noticia de un centro chileno que afirma haber realizado este tipo de terapia, que en principio debería ser de tipo experimental y según la legislación del país, quizás debería ser gratuita por ser una terapia en investigación.

Lo que está claro es que la radiaciones nucleares afectan a las células madre que cualquiera lleva en su propio cuerpo, pudiendo matarlas o transformándolas, ya que mientras están en división y copiando el ADN son más vulnerables. Así que este también es un buen tema para investigar y una nueva aplicación clínica de las células madre que no había contemplado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario