El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

2 nuevas formas de obtener células madre pluripotentes

Las células madre pluripotentes son aquellas que pueden diferenciarse en todos los tejidos de un organismo adulto y eso hace que en potencia puedan ser la solución a centenares de enfermedades, pero hasta el momento existían sólo dos formas de obtener estas células.
1. A partir de células madre embrionarias. Algo poco viable, ya que por un lado existe el dilema ético y por otro lado las investigaciones realizadas muestran que estas son las células menos seguras, ya que existe la posibilidad de que generen cáncer en el paciente.
2. Crear células madre pluripotentes activando algunos genes. Este es el método de los japoneses, coger células normales del cuerpo y modificar la expresión de sus genes para que se transformen en células iPS.

Pues esta semana dos grandes noticias han llegado para revolucionar la concepción que tenemos de las células madre y mostrarnos que no son un "tipo especial de células", sino que parece más bien que son un estado.

La primera noticia llega de Barcelona, ya que investigadores españoles han conseguido células iPS sin usar los "métodos japoneses". Para conseguir las células iPS han usado la activación de otros genes totalmente diferentes, y sospechan que hay otras muchas formas de hacer que las células vuelvan a tener la posibilidad de dividirse y generar nuevos tejidos. El descubrimiento ha sido realizado por los investigadores del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, dirigido por Juan Carlos Izpisúa. Este avance hace pensar que en un futuro es posible que se puedan crear medicamentos que permitan que nuestras células "normales" pasen al estado de células madre y así se puedan regenerar órganos como el corazón, hígado o riñón sin necesidad de trasplantes.

"En nuestro trabajo hemos identificado nuevos genes, no descritos anteriormente como inductores de la reprogramación ni típicos de células madre, que permiten reprogramar las células somáticas a un estado de pluripotencia.", ha explicado Izpisúa.
-La Vanguardia-.

La segunda noticia llega desde EEUU y esta vez el descubrimiento fue realizado de forma fortuita en la Universidad de California: existen células madre pluripotentes en adultos, nada menos que en el tejido adiposo, y además puede ser separadas del resto en sólo 6 horas. El descubrimiento fue realizado por error con las células de una mujer que había sido sometida a una liposucción. De la grasa que habían obtenido se suelen separar las células madre adultas, pero realizaron mal la purificación eliminando todas las células menos unas que llamaron Muse-AT que resultaron ser más resistentes y pluripotentes.

Las células Muse-AT crecen en suspensión como esferas de células y recuerdan a los grupos de células madre embrionarias. [....]Estas células pueden diferenciarse espontáneamente en células de los linajes mesenquimal, endodérmico y ectodérmico, con una eficiencia del 23%, 20% y 22% , respectivamente.  [...] ... si se emplean medios de diferenciación específicos, entonces lo hacen con una eficiencia mucho mayor, un 82% para el linaje mesenquimal, 75% para el endodérmico y el 78% para el ectodérmico.
Extracto del ártículo original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario