El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Regeneración del hígado con células madre

Si hablamos de la regeneración de órganos nos encontramos con que el hígado es un caso muy particular. Las células hepáticas del cuerpo humano (y de otros animales) tienen la capacidad de regenerar los tejidos hepáticos. Su capacidad de regeneración es alta, hasta el punto que en la actualidad se realizan trasplantes de fragmentos de hígados con donantes vivos.

No obstante también se estudia la posibilidad de regenerar estos tejidos a partir de células madre, sin necesidad de tener que recurrir a un donante externo. ¿Qué ventajas tiene?

  • Hay enfermedades en las que los hepatocitos ven alterada su capacidad de regeneración, como por ejemplo en lesiones hepática crónicas. 
  • También sería útil para evitar el rechazo inmune que produce la introducción de tejidos de otra persona en el trasplante. Tanto si las aplicaciones que desarrollan para la terapia son de tipo celular, como si son un hígado entero.

De momento lo que los científicos han descubierto es que la regeneración hepática se debe a los hepatocitos, y no a otras células madre adultas. De echo para regenerar el hígado es necesario usar células madre con gran potencialidad, como por ejemplo las que tienen origen en la placenta.



2013. Los hepatocitos son similares a las iPS. Científicos del Instituto Max Planck para la Genética Molecular en Berlín compararon los hepatocitos de las células madre embrionarias con los hepatocitos de las células iPS, y han comprobado que su expresión genética es muy similar.

2013, abril. Las células madre pueden regenerar el hígado. Investigadores del Grupo de Medicina Regenerativa del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12 de Madrid, han llevado a cabo un estudio de laboratorio en el que evidencian que las células madre mesenquimales de placenta se transforman en hepatocitos -células del hígado-,con la posibilidad de regenerar este órgano de forma eficiente si está lesionado. Este trabajo científico se ha publicado en la revista Cytotherapy, de la Sociedad Internacional de Terapia Celular.

2014. Un equipo científico aporta evidencias de que la autoregeneración de los hepatocitos de ratón es la única fuente de regeneración natural del hígado. En el hígado existen otros tipos de células madre, como por ejemplo las de tipo epitelial y mesenquimaticas que forman las venas y arterias. Con el estudio en ratones de laboratorio han descartado que exista regeneración del hígado a partir de este tipo de células. Firman el estudio Johanna R. Schaub, Yann Malato, Coralie Gormond y Holger Wilenbring, que han publicado su artículo con una licencia Creative Commons, en la revista Cell. Como el estudio ha sido global, queda la posibilidad de que existan subgrupos de células madre adultas con capacidad para regenerar el hígado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario