El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Células madre y regeneración del tejido nervioso

Dentro de la medicina regenerativa ya se han alcanzado logros importantes pero hay un objetivo que se muestra como la pepita de oro que puede hacer que millones de personas mejores su calidad de vida en las dos próximas décadas: descubrir como las células madre realizan la regeneración del tejido nervioso y aplicarlo a enfermedades tan frecuentes como son la demencia senil, Esclerosis Lateral Amiotrófica, tetraplejia o el mal de Alzheimer. Lo primero que requiere este tipo de estudios es comprender bien como se diferencian las células madre en las células que forman el tejido nervioso: neuronas y células glia (oligodendrocitos, astrocitos, células de Schwann y microglia). Y la buena noticia es que ya hay investigaciones en curso que tratan de desvelar estos misterios y a veces aportan resultados alentadores.

Antes de 1960. Se observa una diferencia entre los nervios periféricos y los de la médula espinal: los primeros se pueden regenerar después de sufrir una lesión y los segundos no. Se cree que una de las principales diferencias del sistema periférico con el sistema central es que el primero puede regenerarse mientras que los tejidos nerviosos del cerebro y la médula no lo hacen.

1965. Después de sus investigaciones en el Instituto Tecnológico de Massachusett de EEUU sobre el comportamiento de las células del sistema nervioso Joseph Altman concluye que existe la creación de neuronas en animales adultos. En 1967 publica sus resultados en la revista Nature, [ J. Altman & G. Das, "Postnatal Neurogenesis in the Guinea-pig", Nature, 214, 1098–1101 (10 June 1967) ]. Su afirmación fue tan revolucionaria que sus resultados fueron ignorados por la mayor parte de científicos.

1982-1987, Nottebohm y su grupo de científicos demuestran la neurogénesis en el cerebro de los pájaros cantores, y postulan que es la creación de nuevas neuronas es un proceso que se da en todos los vertebrados adultos gracias a las células madre neurales.

1990 aprox. Jose Manuel García Verdugo confirma la existencia de células migradoras en el cerebro de lagartos y postula la existencia de neurogénesis adulta. El empleo ulterior de timidina tritiada le permitió demostrar la neurogénesis, los centros del cerebro en que tiene lugar y las características morfológicas de las células involucradas (en colaboración con Arturo Álvarez-Buylla).

1990 aproxArturo Álvarez-Buylla, Director del Laboratorio de Neurogénesis de la Universidad de California, en San Francisco, fue el primero en demostrar la existencia de células madre en cerebros adultos humanos. Era la confirmación de que la sustitución de células nerviosas no era imposible.

1998-2004. Arturo Álvarez-Buylla y Jose Manuel García Verdugo colaboran en una investigación y describen la "migración tangencial en cadena", que es el movimiento de las células del tejido nervioso desde la Zona Subventricular (SVZ) hasta los Bulbos Olfatorios (BO) cuando se inicia el proceso neurogénesis que hace posible la regeneración del tejido nervioso de ciertas zonas del cerebro.

2010. Investigadores de la Universidad de Munster (Alemania) y la Universidad de Plymouth (Reino Unido) descubren más detalles sobre el mecanismo de regeneración de los nervios periféricos: la implicación de los fibroblastos y del factor de transcripción Fox2.

2011. Los neurobiólogos Arturo Álvarez Buylla, Joseph Altman y Giacomo Rizzolatti son los premios Príncipe de Asturias de Investigación y Tecnología de 2011 por sus investigaciones sobre la regeneración cerebral.

2013, febrero. Investigadores del Tecnológico de Monterrey descubren que las células madre extraídas de pacientes que padecen Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) disponen de la misma capacidad de convertirse en neuronas normales.

2013, abril. Investigadores del Departamento de Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) han puesto en marcha el proyecto de investigación para estudiar el impacto de los virus en los oligodendrocitos y su relación con los procesos de desmielinización asociados a la esclerosis múltiple. El estudio se basa en células madre ya que se investiga el proceso de diferenciación en oligodendrocitos.

2013, agosto. Crean neuronas humanas en laboratorio a partir de células iPS. La técnica se realiza en placas de cultivo y será importante para estudiar las enfermedades neurodegenerativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario