El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Anemia de Fanconi y células madre

La anemia de Fanconi es una enfermedad hereditaria humana que tiene que ver con los genes que codifican proteinas relacionadas con el ADN, de forma que cuando se tiene esta patología no se reparan bien los errores del ADN, y como consecuencia hay diferentes problemas médicos, entre ellos la anemia. Las células madre de cordón umbilical de otro paciente o un donante de médula osea son dos de las alternativas para su tratamiento, siendo lo ideal un familiar que tenga una alta compatibilidad. En la anemia de Fanconi no se pueden emplear células madre del propio organismo (autologa) ya que todas ellas tendrán los mismos problemas genéticos. La mutación está localizada en un autosoma y es de tipo recesivo, por lo que parte personas aparentemente normales serán portadoras de la enfermedad y al tener hijos con otra persona portador es cuando existe la posibilidad de que alguno de ellos (25% de probabilidad) manifiesta la anemia de Fanconi.

Se establece el trasplante de médula ósea como principal terapia para combatir la anemia de Fanconi, aunque existen otras alternativas como por ejemplo la donación de células madre de cordón umbilical. El trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH) es el único tratamiento capaz de corregir el defecto hematológico que es lo que determina el éxito en el 80% de los pacientes antes de 40 años de edad.

2009, mayo. Investigadores de España consiguen células madre (IPs) creadas en el laboratorio para la cura de la anemia de Fanconi, aunque el tratamiento no es aplicable para humanos por los efectos secundarios que podría tener. Las IPs son creadas a partir de células de la piel con métodos de ingenieria genética y se observa que estás células tienen el ADN bien, no tienen la enfermedad y son capaces de fabricar las células de la sangre al diferenciarse.

2013, enero. Se inicia Eurofancolen, un proyecto Europeo dirigido por el científico español Juan Bueren, desde el CEIMAT. Se trata de crear un tratamiento de terapia génica para aquellos pacientes que no pueden obtener un donante de médula osea compatible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario