El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Regeneración de la mandíbula inferior

Algunas aplicaciones de las células madre participan al mismo tiempo de ser tratamientos regenerativos y de estética. Un ejemplo de ello muy actual es la regeneración de determinadas facciones del rostro, como por ejemplo el hueso de la mandíbula, aplicando un trasplante de células madre mesenquimales obtenidas de otra parte del propio cuerpo (médula ósea) o de un donante.

* Se conoce que el axolote, una especie de anfibio muy especial es capaz de regenerar la mandíbula inferior de forma natural, sin ninguna intervención externa.

* Se realizan trasplantes autogénicos, con las propias células mesenquimales de la médula ósea. Tienen la ventaja de ser compatibles a nivel inmunitario pero es más duro para el paciente.

* 2013. Enero, primer trasplante alogénico, ha sido realizado en Irán a 4 pacientes. El donante era una persona que sufrió muerte cerebral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario