El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Injertos de grasa y células madre

La de mayoría de las aplicaciones actuales de las células madre adultas en el mundo de la estética están basadas en la reconstrucción de diferentes zonas del organismo gracias a los injertos de grasa que antes se han extraído del propio paciente. Los tejidos lipídicos son ricos en células madre adultas, que a diferencia de las células normales tienen la capacidad de dividirse y regenerar los tejidos. Por ello además de dar volumen a una zona como los pechos, los glúteos o los pómulos también se aporta vitalidad a esa región, regenerándola. Los injertos de grasa no suponen ninguna operación quirúrgica, sino que se inyectan en pequeñas cantidades en la capa del cuerpo humano que les corresponde estar. El procedimiento es inocuo cuando se realiza bien, al igual que la mayoría de procedimientos de estética corporal. Por eso es recomendable siempre acudir a clínicas reconocidas, pues debe ser un experto que tenga muy clara la anatomía humana interna quien lleve a cabo este tipo de aplicaciones con células madre adultas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario