El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Reparación de fracturas óseas con células madre

Existen numerosos ensayos que clínicos que demuestran que algunas células madre adultas facilitan la reparación de fracturas óseas en humanos, y también en otros animales más civilizados. Para realizar esta aplicación además de las células madre se requiere algún tipo de andamiaje, que suple de forma temporal la matriz celular y que luego es reabsorbida hasta formar parte del hueso, algunas de las sustancias utilizadas hasta el momento son: corales, cerámica porosa, redes proteicas.  Interesa que los materiales orgánicos o inorgánicos no produzcan ningún tipo de rechazo inmunitario, que sean biocompatibles, y que sean reabsorbibles por las células. Un ejemplo es la proteína fibroina, que forma los hilos que crean los gusanos de la seda, resistente, elástica e ideal para crear redes tridimensionales. Entre algunos de los estudios realizados para esta aplicación están los siguientes.

2012, marzo. El grupo de investigación de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, aplican las células madre de la médula ósea para lograr una apropiada cicatrización de fracturas de huesos utilizan andamiajes cerámicos porosos modificados. La aplicación médica es sólo para aquellas fracturas óseas que con intervención quirúrgica convencional fracasa su cicatrización.

1 comentario: