El futuro de las aplicaciones de las células madre está plagado de esperanzas para todas aquellas personas que esperan una cura a la diabetis tipo 1, el Parkinsón o una lesión de rodilla a través de la medicina regnerativa, para las personas que tras un accidente necesiten un trasplante de un órgano bioartificial e incluso para aquellos que recurren a los tratamientos de estética para evitar la caida del cabello, borrar las arrugas o moldear su figura. Pero las células madre no son sólo ricas en aplicaciones médicas en el futuro, en la actualidad existen numerosos tratamientos para enfermedades de tipo hematológico, para determinados tipos de cáncer com la leucemia y para algunas patologías genéticas o imnunológicas. En este blog tienes información contrastada de las diferentes aplicaciones de las células madre en la actualidad, tanto en humanos como en animales y de las investigaciones que se están haciendo para nuevas aplicaciones: infartos de corazón, curación de fracturas, aumentos pecho, la alopecia, regeneración de la piel, de venas, arterias, músculos y articulaciones, la construcción de un corazón o un pulmón bioartificial... y son proyectos que ya están en vías de desarrollo. Además de la medicina regenerativa en las aplicaciones clínicas también tenemos en cuenta las terapias génicas y los tratamientos de inmunología, ya que por ejemplo el trasplante de riñones de otra persona es más eficaz si se administran células madre al mismo tiempo.

Leucemia linfoblástica aguda y células madre

Una de las primeras aplicaciones de las células madre en medicina regnerativa fue la transfusión de estas en sustitución al transplante de médula osea, en enfermedades como la leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer que afecta a los glóbulos blancos de la sangre y en el que se producen demasiados linfoblastos (también es llamada leucemia linfática o linfoide aguda). Las células madre del cordón umbilical son una de las terapias más efectivas para la regeneración de la sangre, ya que aportan nuevas células madre hematopoyéticas que repoblaran la médula u otros órganos productores de sangre. Esta aplicación se ha realizado numerosas veces con éxito en niños de entre 1 y 12 años, y a menudo sustituyen los transplantes provinientes de sangre de otra persona. La ventaja principal es la ausencia de rechazo inmunitario, además de ser un tratamiento para la leucemia linfoblástica aguda muy rápido, ya que las muestras de sangre ya han sido preparadas antes de la crioconservación en nitrógeno.

Algunos casos de éxito.

2004. Transfusión de sus propia sangre (tratamiento autólogolo) a una niña de 3 años en EEUU, en el Hospital Infantil de Oak Lawn de Illinoiseparar Vita 34 (el grupo al que pertenece Secuvita CM)

2009. Transfusión en Alemania de las células hematopoyéticas de la sangre del cordón umbilical a un hermano de 10 años con leucemia. La transfución fue realizada por la Universidad de Frankfurt/Main, con gran éxito. Curación y el niño volvió tras finalizar el tratamiento a hacer vida normal. Fuente de infromación: informe de casos de éxito de Secuvita.

2013, mayo. Una niña de diez meses ha recibido un trasplante de células madre de la sangre del cordón umbilical de su hermana de tres años como parte del tratamiento de una leucemia. La intervención se realizó el 9 de mayo en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid y ha sido la primera en España en la que se ha empleado una muestra de sangre de cordón previamente crioconservada en un banco privado

No hay comentarios:

Publicar un comentario